¿Qué impacto tiene la guerra sobre el medio ambiente?

No se me ocurre ninguna razón para justificar una guerra y este artículo no pretende minimizar el impacto en las vidas humanas, pretende mostrar que además del daño tan grande como humanidad, la guerra también deja un desastre ambiental incurable e inmensurable. Quédate para que descubras cómo la guerra a lo largo de los años ha sido además de todo lo que nos han contado, un agravante para nuestra problemática ambiental.

Lo más visible y evidente en medio de una guerra es la cantidad de bombardeos y explosiones que se generan los cuales terminan provocando incendios y acabando con una cantidad impresionante de fauna y flora. Los ecosistemas se ven altamente afectados por los incendios y lo que antes era el hábitat de miles de especies se termina convirtiendo en un cementerio biológico.

Además del suelo y los ecosistemas terrestres, en la guerra suele haber bombardeos a embarcaciones marítimas las cuales terminan hundiéndose en medio del mar y contaminando zonas que incluso pueden albergar especies en vía de extinción (como es el caso de la guerra actual entre Rusia y Ucrania).

Otro factor importante a tener en cuenta es la cantidad de materiales radioactivos liberados a la atmosfera por los impactos en zonas que los albergaban. Este impacto es totalmente irreversible y afecta directamente la salud de los humanos y de los animales, dejando zonas casi que inhabitables debido a la alta radiación.

Una guerra no es solamente trágica para los seres humanos, es trágica para el medio ambiente y sus ecosistemas. Además de rechazar la guerra por todos los impactos negativos en las personas, deberíamos pensar en el daño irreversible que estamos causando en nuestro planeta.

Una razón más para rechazar la guerra.

¡Te suscribiste!
Este email ya está registrado